Hiki Star: Sitio web para apoyar a “hikikomoris”.

De acuerdo a la tercer edición del Diccionario Oxford (en inglés), el hikikomori se define como “una condición anormal que consiste en evitar todo contacto social, ocurriendo con frecuencia en los hombres”.

En la red podemos encontrar diversos documentales que han abordado el tema donde vemos algunos intentos organizados para reintegrarlos a la sociedad, sin embargo a principios del mes de junio, la prefectura de Kanagawa ha puesto en marcha un sitio web “por y para hikikomoris”.

Bajo el slogan anterior, Hiki Star (que ya cuenta con una cuenta en Twitter) centra su finalidad en recopilar las vivencias de hikikomoris actuales, entrevistas a personas que padecieron esta enfermedad y diversas críticas a los contenidos que consumen diariamente (anime, manga, VGs, libros). El sitio, que ya ha dejado un video promocional, se mantiene gracias a una asociación no lucrativa dirigida por hikikomoris.

Hiki Star se presenta así como una solución que permita al hikikomori gradualmente integrarse a la sociedad japonesa, una que hasta el año 2010 tenía declarados más de 3.6 millones de personas con el ya referido estado.

 FUENTES: ANN, BlogIsWarSankaku Complex, NicoNicoVideo.

Compartir
  • http://twitter.com/cat_clan Javier Tamariz

    Ahora solamente tendremos que esperar ver si este sitio en verdad ayuda a los Hikikomori o sólo se convierte en una idea fallida más sobre como abordar este problema tan profundo que está atacando a la sociedad japonesa.

  • Ragnarok

    Veo esta opción y veo en el documental otros modos que, bajo la idiosincracia japonesa, parecen ayudar más. El problema del hikikomori es la sustitución (o negación incluso) de los estímulos que le hacen tomar decisiones, una revaloración sobre dónde las hace.

    Una persona cualquiera necesita la interacción y tener cierta habilidad para manifestar sus ideas, con o sin sus consecuencias. El hikikomori prácticamente no lo hace en el entorno social, sustituyendo esa falta por quedar inmerso en los productos de consumo y entretenimiento.

    Ironía podría ser este sitio web (con eso de las tesis despersonalizadoras del último tercio del siglo pasado -Arthur C. Clarke, James Tiptriee Jr., William Gibson-) como un aliciente a recuperar ese hikikomori para reintegrarlo a la sociedad.

    Quiero pensar a final de cuentas, que Hiki Star solo es un primer acercamiento hacia las personas que padecen esta terrible enfermedad psico-social.