Historias cortas con gran contenido – Kannon

Historias cortas con gran contenido – Kannon

De la misma línea que Air o Clannad nos encontramos un slice of life / harem / school life que se encuentra dentro de mis favoritos, Kannon. Una serie de arcos que se entrelazan por el personaje principal de Aizawa Yuuichi y en una ciudad en el norte de Nippon que pareciera tener nieve todo el año. Es ahí donde ocurren grandes historias llenas de sentimiento, de nostalgia y de tristezas que siempre van acompañadas de la picardia de Yuuichi y la belleza de Ayu.

Desde el principio la entrada de Tsukimiya Ayu nos parece al mismo tiempo mágica y divertida, siendo poco a poco el elemento central de todo lo que ocurre. Es también al estilo de Clannad el pueblo mismo el que juega un papel importante en todos los eventos. Personajes memorables aunque tan conocidos que rayan en el cliché no son impedimento para contar historias verdaderamente intensas. Desde la enigmática chica de la espada guardiana de la noche en los pasillos de la escuela, hasta la feroz Makoto cuyo origen resulta al mismo tiempo sorprendente y muy triste.

Sobre todo la legendaria mermelada especial de Akiko es en esta serie donde muestra su origen y que llega a transcender al nivel de poderla encontrar referida en otros animes y mangas como el mismo Clannad.

El detalle de la mochila de Ayu ha sido uno de los objetos de cosplay más socorridos y populares cada vez que esta disponible porque su simpleza además de ser un elemento moe en toda su expresión es también una gran pincelada de arte en el contexto de la historia.

Como todo trabajo de Key se combinan diferentes elementos para estructurar el fondo de la historia y se ven manifestadas dichas influencias en el titulo mismo de la serie. Kannon hace referencia a dos elementos principalmente, al bodhistava de la compasión Guanyin que en japonés se pronuncia Kan’on y a canon, un tipo de composición musical que se caracteriza por una melodía que es repetida por diferentes voces (o tonos) y creciendo de manera gradual hasta convertirse en toda una sinfonía.

Compartir