POKEWEEK: Victory Road: ocho medallas

POKEWEEK: Victory Road: ocho medallas

Por Joaquin Guillén Marquéz

I.

“Elige una vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige una televisión jodidamente grande. Elige lavadoras, coches, reproductores de música y abrelatas eléctricos. Elige buena salud, bajo colesterol y seguro dental. Elige hipotéticas con intereses fijos. Elige una primera casa. Elige a tus amigos. Elige ropa lujosa y maletas que combinen. Elige rentar un traje de tres piezas de una jodida amplia gama de marcas. Elige un “hágalo usted mismo” y pregúntate quién demonios eres un domingo por la mañana. Elige sentarte en ese sillón mientras ves programas de concursos, que entumen la mente y aplastan tu espíritu, mientras te metes comida chatarra pinche a la boca. Elige echarte a perder al final, orinándote en un hogar miserable, siendo sólo una verguenza para los jodidos muchachos egoístas que engendraste para reemplazarte. Elige tu futuro.”

pewter-city-pokemon

O elige un pokémon.

II.

cerulean-city-pokemonElegir un pokémon fue una de las decisiones más difíciles de mi infancia. Claro que esto no es lo que parece: en mi infancia tuve muchas cosas mucho más difíciles que escoger un pokémon, pero hay que ser sinceros en que hay poco que un niño puede hacer para arreglar su vida. Solía ver televisión y películas, y con el tiempo adquirí el gusto de leer. Todo eso es comunicación unilateral. Nunca he podido responder directamente a la televisión o al cine, mucho menos a los libros. Los videojuegos me dieron la posibilidad de creer que había algo diferente en la interacción entre la obra y el receptor: la ilusión de la libertad total (no hay dioses visibles que empiecen la trama). Hay códigos que nos dicen que no podemos salirnos de los límites del juego, pero también tenemos un control, flechas direccionales y botones de acción que nadie más oprime. Ningún videojuego fue tan severo conmigo como Pokemon. En Kanto decidí serme fiel. ¿Pero qué significa serme fiel? No lo que significa ahora, creo. Pero vayamos por pasos.

Mi primer pokémon fue un Squirtle.

Mi primer pokémon se llamó Mono.

Este artículo llega a ustedes por cortesía de Atomix. ¡Encuéntralo completo junto con más contenidos increíbles en la PokeWeek!

Compartir

Acerca del Autor

Amante del anime, videojuegos y cine clase B. Es fan del Super Sentai y cree que Godzilla le gana a cualquier monstruo. Llora cuando le ponen la ópera de Final Fantasy VI y con las canciones de X-Japan. @Ryudokun http://about.me/Ryudokun

Ver todos los articulos de Ryudo