Reseña Final: Bakemonogatari

Reseña Final: Bakemonogatari

Nos adentramos al mundo extraño y bizarro de Bakemonogatari, la primera serie anime de las Monogatari Series de NisiOisin. ¿Te gustan los animes raros? Mira nuestra Reseña Final.

Seré directo, cuando me enteré de la llegada de Monogatari Series Second Season lo primero que hice fue “apartarla” dentro del bonche de series que se estarían presentando en la temporada verano 2013 para reseñarla en el futuro (muy pronto, ya verán). Pero antes de hacer eso quise remontarme al origen de este universo: Bakemonogatari (2009).

Si bien muchos de ustedes lectores ya conocen la serie de –monogatari, y con ello me refiero a que están conscientes de que cronológicamente hablando, los eventos ocurridos en el anime al que referiré no son necesariamente los primeros en ocurrir en la línea del tiempo de su universo, estoy también seguro que habrán algunos lectores más que al ver Monogatari Series Second Season anunciada, posiblemente no sabían de qué trataría o si sería necesario conocer las entregas anteriores. Hablemos de Bakemonogatari con estas ideas en mente.

Bakemonogatari anime

¿Eres el tipo de persona que puede creer en cosas extraordinarias?, ¿puedes ver una excentricidad sin inmutarte?, ¿convivir con lo extraño aun desconociendo su esencia? La base de las historias que componen este anime es un poco un recordatorio constante de estas preguntas. Bakemonogatari, como lo serán el resto de las series anime que componen su mundo, no es una historia pasiva: no nos muestra el mundo “y ya”. Nos invita a ser partícipes de él, a cuestionarlo, a disfrutarlo, a ser parte de su extrañeza.

La serie cumple su cometido. Nos enfrenta a un mundo extraño de distintas maneras, casi todas ellas bastante efectivas. Digamos que los elementos que pueden conformar un anime: sea animación, historia, sonido, etc, están armados para provocar una sensación extraña. Bakemonogatari es como una cebolla: tiene muchas capas que la envuelven, muchos adornos, muchos extras. Sin embargo, en realidad hay algo muy sencillo detrás que, junto con todas las capas, da como resultado una historia bastante disfrutable y bellamente lograda.

Bakemonogatari anime

La fórmula detrás no tiene mayor complicación: un harem en donde un chico le resuelve un problema mayor a un grupo de jovencitas (de manera individual) y a cambio, a veces incluso antes del favor, recibe su cariño. A estas alturas del partido, y como ustedes mejor que yo sabrán, el decir que hay una fórmula sencilla detrás de un anime no implica que éste vaya a ser en su conjunto algo simple. Para muestra un trabajo del propio NisiOisin: Katanagatari, lleno de pequeñas y sencillas constantes que visto en su totalidad sigue resultándome un trabajo exquisito y memorable. Bakemonogatari va por este tenor.

El anime funciona en el momento que nos provoca algo. Si digo que uno de los elementos clave de la historia es lo bizarro valdría la pena preguntarse cómo es que esto se nos presenta. Una de las piezas que más me cautivó/sorprendió a lo largo de los 15 episodios es el manejo aparentemente arbitrario de pantallas con colores fuertes y breves textos.

¿Genera este aspecto algo en el público? Podría asegurarles que sí. De hecho, una de las principales críticas negativas al aspecto visual del anime es justo la aparición de estas pantallas que interrumpen (y saturan a su vez) la historia. Molesta también que los textos en ellas sean apenas leíbles (claro, con el subtitulaje oportuno). Vale la pena recordar aquí un punto no tan visual sobre el origen de –monogatari (y una interpretación):

Bakemonogatari anime

La saga monogatari en la obra de NisiOisin está compuesta por varias novelas ligeras. Bakemonogatari, de hecho, es más bien una recopilación de historias cortas extraordinarias y, como cualquier novela está presentada y centrada en texto. En la palabra. ¿Cómo integrar, pues, el lenguaje visual de un anime con el lenguaje visual de las palabras?

Pienso aquí que el trabajo de Akiyuki Shinbo como director y Fuyashi Tou en la composición de la serie es genial: mezclar el texto originario con la adaptación animada sin necesidad de llevar todas las descripciones del primero a animación. El resultado, siendo una interrupción es otra voz: pensémoslo como otro narrador, como una historia paralela. Incluso las pantallas de colores blanco, negro y rojo, llegan a tener sentido si se les piensa como un comentario a la par de lo que se ve… un paréntesis a color.

Bakemonogatari anime

¿Diría que las únicas interrupciones son estas pantallas? No. El ritmo mismo de Bakemonogatari pareciera un camino pedregoso. Conforme avanzamos nos daremos cuenta de detalles que aumentan el sentimiento de extrañeza en la historia: llega un momento en donde no tenemos certeza de cómo lucirá la siguiente escena o qué elementos incluirá: fotografías de personas, pantallas de texto, texturas no animadas. Muchos de estos momentos, algunos más breves que un segundo, bien podrían aparecer en alguna galería de arte pop o su suburbio hipster más cercano.

El esfuerzo artístico de SHAFT con ejemplos como los anteriores es notable. Y ya que seguimos con el aspecto visual, también quisiera hablar un poco sobre la animación de personajes y escenarios. Sucede algo simpático en ambos casos: su composición misma ayuda a reforzar la idea de extrañeza que les he dicho ya. Hay momentos en la serie en donde, de nuevo, no sabes cómo lucirá un personaje en la siguiente escena: su diseño va de lo más finamente detallado (como cuando hay close-ups a los labios de alguna chica al hablar) o lo mássensual posible, hasta lo más simple, lo más descuidado y lo más caricaturizado (incluso con referencias a otras series). No lo niego, hubo ciertas tomas a los protagonistas que me parecieron muy raras, incluso ciertas posiciones de su cabeza/cuello…/cuerpo que no son verdaderamente naturales.

Bakemonogatari anime

Ahora, como muchos seguro notaron/notarán: gran parte de lo que vemos en pantalla es diálogo, esto implica muchas escenas son tomas cercanas al rostro de los protagonistas. Lo que vale la pena aquí es que incluso estas escenas tan sencillas se las ingenian para extrañarnos/sorprendernos de algún modo. Pasando a un punto más movido la serie sí cuenta con algunas escenas de acción que verdaderamente lucen bien y bastante fluidas. Como les insisto: Bakemonogatari comienza a funcionar mejor cuando provoca cosas y las escenas de acción ayudan mucho a esto: son muy violentas (rectifico, hay momentos de no-batallas en donde también hay mucha violencia) pero presentadas de maneras estéticamente llamativas… ejemplo: sangre de colores fluorescentes. La inmortalidad del protagonista es motivo de castigos físicos que comienzan desde el primer episodio.

Bakemonogatari anime

Interesante es también el manejo de las escenografías en donde predominan los diseños minimalistas sin perder la extrañeza: de pronto estamos ante una habitación llena del mismo libro rojo repetido miles de veces, en un patio con la misma bicicleta perfectamente alineada en todos lados, en un departamento visto como si no existieran las paredes. Sumando esto al dinamismo de las tomas e incluso a las repeticiones (ver los mismos faros pasar una y otra vez), el ambiente por momentos nos dice en su lenguaje que el mundo mismo es una cosa rara, que lo que vemos podría tratarse de un sueño, de algo ajeno a lo normal: hay que notar que casi todas las escenas en las calles están desiertas, que incluso la representación de otras personas es utilizando elementos extraños como fotografías o símbolos… como si sólo nuestros protagonistas habitaran el mundo.

¿Quiénes habitan el mundo? Como ya les comentaba todos los elementos de la historia nos dan la idea de que los personajes viven aislados (y apenas tenemos 10 personajes en 15 capítulos). Recordando el origen del anime notaremos que cada sección, es decir, cada adaptación a un cuento distinto, involucra una chica distinta con un problema junto con nuestro protagonista, el disminuido vampiro Koyomi Araragi.

Bakemonogatari anime

Araragi podría ser el típico personaje de bajo perfil que gusta ser útil a su mundo, y en varios niveles así funciona su persona, pero buena creación de NisiOisin, va un poco más allá. Araragi, como las otras protagonistas, irá demostrando a lo largo de la serie un perfil algo más raro que el de mero ayudador: es débil, es sádico, es pervertido, con problemas de autoestima, con una visión muy dura de sí…todo esto sumado con arranques esporádicos de vitalidad. Con tantos matices, nuestro protagonista es en realidad muy humano. Como cualquier persona, cambia su forma de ser (a veces de manera radical) dependiendo de con quien interactúa.

Sin embargo, algo que no quisiera dejar pasar es esa cualidad de Araragi de estar siempre en el lugar que en muchas otras situaciones sería el equivocado. Como bien lo reflexiona él mismo y como se desenvuelven los hechos pareciera que es un imán de excentricidades, agravando la situación al involucrarse con ellas. Y a pesar de todo, a pesar de sus buenas intenciones¸ Araragi suele mantenerse al margen: retoma el bajo perfil y no siempre puede ayudar. Por el contrario, de sus fracasos al intentar solucionar algo otros personajes brillan y solucionan los problemas. Nuestro protagonista es un inútil con la suerte de estar también en el momento indicado para recibir ayuda.

Bakemonogatari anime

Del resto de los personajes diría que sus matices son parecidos a los del protagonista, dándonos la idea de riqueza en su personalidad. Senjougahara es otro personaje con explosiones sádicas que no quisiera encontrarme en alguna persona real, a pesar de todo, y autoproclamada tsundere, sus momentos de ternura, fragilidad y amor se vuelven bastante entrañables (y sus momentos de frases hentai seguramente gustaron/gustarán a muchos). Hay 2 personajes más que no quiero olvidar Oshino Meme y Mayoi Hachikuji. ¿Recuerdan cuando les hablaba de la importancia del lenguaje en este anime?

Bakemonogatari anime

La importancia del lenguaje escrito comienza desde el título de nuestra serie: bakemono y monogatari son términos distintos: monstruo e historia que, combinados dan algo como: monstruoria que sin duda suena mejor en japonés: Bakemonogatari. El anime está plagado de referencias al lenguaje, a lo escrito y lo hablado. Escenas presentan textos complementarios, junto con las ya discutidas pantallas de color, y justo los 2 personajes que mencioné le dan singular valor a este elemento: Oshino, con su críptica forma de explicar sin explicar nos muestra en múltiples ocasiones cómo es que una palabra o, más profundo, una grafía (la representación gráfica de un sonido) pueden modificar sus significados, como una combinación parecida a la del título puede dar un enfoque totalmente diferente. Mayoi funciona de forma similar aunque de modo menos complejo su interacción con lo hablado es a través del error y su gag del tartamudeo refuerza la idea de la importancia de nombrar al mundo y lo que le habita.

Bakemonogatari anime

Hay un aspecto de la serie que no podemos olvidar antes de terminar esta reseña. Se trata del plano sonoro, que va desde las voces de los personajes, los efectos de sonido y la música. Los temas incidentales me parecieron más que adecuados para las escenas que vemos, son únicos en sus estilos apoyando la idea heterogénea de personalidades e historias en la serie: van desde el piano clásico, sonidos rápidos rockeros, guitarras country, extrañas melodías de sintetizador y hasta ritmos más tribales como los manejados en la batalla contra Suruga. Un plus valioso son los múltiples openings que, además de ser únicos en su animación (compárese el de Mayoi con el de Tsubasa, por ejemplo) son igualmente entrañables por sus temas musicales. Mi opening favorito es: “Renai Circulation”.

En general los temas y los sonidos también ayudan a dejar un halo de rareza en la serie. Hay efectos de sonido, como el uso de los tambores al inicio de cada capítulo que se vuelven un rasgo distintivo, mientras que otros como cuando los personajes usan el celular que agregan un sentimiento más bien extraño. En el ámbito de las voces debo decir que sentí que cada una encajaba en la personalidad de cada uno, cada historia es única incluso en elementos así. En lo particular recordé con la voz del seiyuu Hiroshi Kamiya como Araragi a otro personaje que también se ve inmerso en el mundo sobrenatural de las excentricidades: Takashi Natsume de Natsume Yuujinchou.

Bakemonogatari anime

¿Cuál sería mi recomendación con Bakemonogatari (y posiblemente también con sus secuelas)? Me gusta pensar que esta serie podría entrar dentro de aquellos libros de “aventuras extraordinarias” tan populares en el siglo XIX en donde el mundo se abría  ante la sorpresa que podría generar un vampiro, un fantasma, un demonio, un ser divino. El horror mostrado en las historias de monstruos que vemos aquí obtiene su valor en lo extraño, en lo raro, en lo desconocido, así, la historia de una niña fantasma puede cubrirse de extrañeza por las tantas capas y extras de los que les hablaba al principio y tal vez no de miedo… pero la combinación de todo puede generar un sentimiento no precisamente cómodo.

Bakemonogatari es una historia que debe ser vista más de una vez si se busca desentrañar el cúmulo de elementos que la enriquecen. Hay detalles en los escenarios, en los rostros, incluso en el cabello del protagonista, que pueden decirnos algo muy disfrutable. Les diría que es una serie que usará muchas cosas aparentemente random pero que, más que ser un carnaval de risas, puede llegar a obtener un sentido que vale la pena atender. Su mayor éxito, al ser una serie de eventos extraños es, creo, extrañar a su público y lo logra muy bien.

Sí no te decides por ver Monogatari Series Second Season creo que deberías ver Bakemonogatari para que veas como un “simple harem” evoluciona a algo que no siempre te dejará con el mejor sabor de boca anímicamente. Por supuesto habría que agregar Nekomonogatari y Nisemonogatari que tal vez reseñe en el futuro. Las novelas ligeras de NisiOisin, origen de estos animes, son un trabajo muy rico que ha llegado a la animación como historias con un valor artístico y simbólico muy interesante.

Bakemonogatari anime

[Voz/Discurso]Fin de la Reseña Final[Voz/Discurso]

[box type=”info” style=”rounded”]
Título: Bakemonogatari (化物語)
Formato: TV Serie
Duración: 03/07/2009 – 25/06/2010
Capítulos: 15
Género: Aventura, Drama, Sobrenatural, Misterio, Psicológico, Comedia, Romance
Temas: Magia, Harem, Vampiros, Fantasmas, Absurdo
Autor: NisiOisin
Director: Akiyuki Shinbo
Estudio: SHAFT
Productores: Aniplex, Kodansha, SHAFT
[/box]

Compartir

Acerca del Autor

Soy el que saca las gold stars en Beatles: Rock Band. @AureCarvajal

Ver todos los articulos de Aureliano
  • Andres

    En definitiva, Mi animé favorito. El primer Ending, Kimi no Shiranai Monogatari, llegó a ser mi canción Favorita. Sin duda, un animé que siempre recomendaré ver.

  • SEPHIROTHJOSE

    gran serie, de mis favoritas

  • Omar

    Yo tenía ganas de ver esta serie pero si me revolvi y ya no supe cual es el orden, me gusto la reseña pero en si cual sería el orden más coherente para empezar a verla, saludos.

    • Hellsong

      el orden mas coherente seria como fueron saliendo, bakemonogatari, nisemonogatari, nekomonogatari kuro, kuizimonogatari (se atrazo la pelicula ya que deberia de haber salido el 2012, pero ni modo), y la actual nekomonogatari shiro,

      • Omar

        te agradezco el dato, gracias.

        • Aureliano Carvajal

          Para complementar: Kizumonogatari (la peli) sería la primera parte, luego vendría Nekomonogatari, Bakemonogatari, Nisemonogatari y al final Monogatari Second Season. Así seria la cronología del universo.

          Yo diría que vieras Nekomonogatari (apenas 4 capítulos) y luego te eches ésta 😀

  • Franco Gonzalez

    Excelente reseña, me animo aver las otras temporadas.

    • Aureliano Carvajal

      gracias por leer 😀

  • Hellsong

    ame esta serie, sus toques de gags, las referencias a otros animes, y el humor tan bizarro que tiene es algo que no te puedes perder, sin olvidar su toques de accion y violencia extrema que no necesariamente vienen en las peleas, verdaderamente una obra maestra

  • LadyGira

    Excelente reseña, estaba dudosa de si ver la serie pero me ha atrapado.

  • Anton

    bizarro, rra.

    Del it. bizzarro ‘iracundo’.

    1. adj. valiente (‖ arriesgado).

    2. adj. Generoso, lucido, espléndido.

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados