Generalmente cuando mencionamos alguna muerte en el anime o manga inmediatamente hacemos referencia a algún personaje cuyo deceso nos ha marcado y hasta ha ocasionado que soltemos una que otra lagrimita, por no decir un mar de lágrimas.

Asimismo recordamos este tipo de sucesos cuando al personaje en cuestión es carismático o tiene un vínculo muy fuerte con el/los protagonistas. Sin embargo también tiene otro aspecto, cuando el autor utiliza el recurso “revivamos a los muertos” o como yo lo llamo, “el Síndrome Esferas del Dragón”, el cuál Krilin conoce de sobra.

No estoy en contra de esto, sin embargo creo que si ya nos hicieron sufrir con la desaparición del personaje, al revivirlo la esencia de su muerte pierde fuerza, y todas las lágrimas que corrieron en nuestro rostro valieron pa’ puros cacahuates.

Casi en todas las historias donde aparecen objetos mágicos (como lámparas mágicas hogares-de-genios-concede-deseos) las grandes prohibiciones cuando de deseos se trata son acerca del amor o bien revivir a la gente. Esto último lo vemos reflejado en la trama principal de D. Gray Man, donde cada vez que alguien muerto es revivido, su alma queda aprisionada en un Akuma y es condenado al tormento eterno. La lección que se debe aprender es: dejar a los muertos descansar en paz.

Hay demasiados personajes cuyas muertes merecen ser mencionadas, pero eso me llevaría más de una nota, por lo que sólo señalaré algunas de ellas, especialmente las que han dejado huella en mi corazón otaku y que en ciertos casos me traumatizaron.

Como lo decía en párrafos anteriores, Krilin es un cliente frecuente de Doña Muerte, y hasta Goku la tiene como amiga, pero afortunadamente Shen Long existe para salvar el día.

En Saint Seiya tenemos muchos ejemplos de muertes heróicas, y otras que no son tanto, sin embargo (y en lo personal) la que más me ha conmovido es la de Saga, en el anime es Atena la que termina con su vida, pero en el manga él se suicida, en ambas trata de buscar la redención después de haber cometido tantos pecados. Cierto es que lo vemos de nuevo en la Saga de Hades, pero no debemos olvidar que en realidad es un espectro y vivo no está.

Tampoco puedo dejar de hacer mención de la última aparición de los Golden 12 y su sacrificio para abrirles el paso a los bronceados a través del Muro de los Lamentos (mi predilección por ellos es innegable).

Dejando a un lado a los chicos guapos de Saint Seiya, pasamos con CLAMP, con una serie que desde un principio sabemos que sobrevivientes no habrá o serán muy pocos. X1999 es una serie que lejos de darnos una esperanza de tener al cast completo hasta el final, tenemos que prepararnos mentalmente para llorar a alguien después de una épica batalla, aunque mi primer gran trauma lo tenemos a manos de la dulce Kotori, quien sin deberla ni tenerla se convierte en angelito por obra de su hermano. Sin duda su muerte marca el comienzo formal de la batalla por la humanidad, terminando con la transformación de Fuuma y la decisión de Kamui para elegir un bando. Desgraciadamente CLAMP nos dejó con la duda en como terminará, yo sigo prendiendo mi veladora a Osamu Tezuka para que de una vez por todas me expliquen quien gana.

Siguiendo con batallas mortales, tenemos a Shaman King, pero el manga donde al final TODOS se mueren, aquí no tenemos Esferas del Dragón, pero si una doncella de hierro llamada Jeanne con un espíritu besucón, Shamash. En Fullmetal Alchemist pasa algo similar, donde en la batalla final la totalidad de los habitantes de Amestris son sacrificados aunque los malvados planes de Father son frustrados, sin embargo la muerte que más me hace llorar, incluso sobre la de Nina, es la de Maes Hughes, su funeral es una de las escenas que evito ver, no soporto ver a Elysia.

Hablando de despedidas emotivas, el final de OVA de Ruroni Kenshin Seisouhen es de los más bellos que me ha tocado ver, un adecuado, pero muy triste final para nuestro Battousai.

De sólo ver la imagen lloro TTnTT

Las series Maho Shojo tampoco se salvan, comenzando con Sailor Moon en su primera temporada en la batalla contra Metalia, repitiéndose la sailor-masacre en el caso de la batalla contra Galaxia, y en ambas ocasiones dejan sola a Usagi para que venza al mal. Hablando de series más nuevas, nos encontramos con las brujitas de Puella Magi Madoka Magika, que lejos de ser una bonita historia con trajes de colores y poderes mágicos, es mucho más oscura y terrible que el Yomotsu, ¿quién iba a pensar que esa cosita blanca y tierna sería la causante de tantos males? Cuando comienzas a verla jamás pasa por tu cabeza que todos los personajes tuvieran tristes finales, en todos y cada uno de los saltos temporales de Homura-chan, incluso hasta el final. No se ustedes, pero cuando pasó lo de Mami yo no podía creer que de verdad estuviera muerta.

No puedo dejar de mencionar a Roy Focker de Macross (me resisto a llamarla Robotech) y aunque su muerte es distinta en la serie y en la película, al final termina bien frío, y en las dos versiones la que sale perdiendo es Claudia.

Podría seguir escribiendo, pero la nota se extendería al infinito y más allá, sin embargo les dejo la siguiente pregunta: ¿qué muerte los ha dejado sin palabras por no haberla esperado?

Leave a Reply

Your email address will not be published