Ya lo había dicho antes, en ocasiones es incierto o impredecible el camino que uno recorre para llegar a una serie en especial. En esta ocasión fue un tiro con efecto bastante entretenido y quizá desconcertante. Ahí estaba yo, buscando un punto donde se conjugaran dos de mis grandes aficiones, el anime y el mundo de la coctelería. Así pues me topé con Baccano una serie que ya había escuchado mencionar y cuya sinopsis describe la ambientación como una historia de gangsters durante la época de lo prohibición en los Estados Unidos.

Definitivamente en el mundo de la coctelería la época de la prohibición es un verdadero “parte aguas” en donde las situaciones típicas de un bar incluyen muchos cocteles, alcohol de contrabando e historias interesantes.

Lo primero que llamó mi atención fue que en esta serie la ambientación sencillamente es un elemento para agregar en la sinopsis y que ésta no quede tan simple, porque la verdad no aporta en mucho que los eventos ocurran en dicho momento histórico.

Una serie de misterios muy a medias, con momentos de acción y por momentos algo que podríamos describir como pequeños episodios de mafiosos en realidad me parece que el resultado es bastante plano y con menos acción de la que aparenta.

Si bien es cierto que mis expectativas eran muy diferentes y eso aumenta mi decepción no puedo dejar de pensar que en realidad es una historia bastante estrecha pues al final de cuentas todo sucede durante un viaje corto en tren, a pesar de haber muchas historias alternas que pretenden profundizar y hacer más compleja la historia existen una serie de incongruencias que sencillamente debilitan toda la historia. A riesgo de contarles de más en la historia me parece que un punto difícil de comprender es precisamente en si los personajes se conocen o no entre si, lo cual lejos de volverla interesante la hace confusa.

Individualmente hay personajes bastante interesantes, para ello me remito al divertidísimo Jacuzzi Splot y su pandilla de rufianes, la cumpleañera Ennis es el típico personaje misterioso del que quieres saber más y más mientras que en el caso del sicópata Ladd Russo es un antihéroe que por momentos llega a parecer interesante. En definitiva a mi gusto lo más rescatable son los diálogos y alucines entre Isaac y Miria quienes me parecen los únicos divirtiéndose en todo momento sin poner tanta atención a lo que sucede.

Lo que sí me queda claro es que este producto no logró superar la transferencia de novela ligera a anime pues se siente bastante incompleta y con huecos de información que seguramente en el formato de novela realmente demuestran su profundidad y lo interesante que en verdad logra ser esta serie, por lo menos así lo aparenta. Aniplex cuna de grandes producciones en realidad no puede merecer una estrellita dorada por el resultado entregado en esta ocasión, Baccano es una serie corta de 13 episodios dirigida por Takahiro Omori con quien honestamente no estoy muy familiarizado por lo que espero que sus trabajos más recientes hayan mejorado porque en este caso como que siento que me quedó a deber.

Leave a Reply

Your email address will not be published