Poderes Psíquicos, triángulos amorosos y la historia que nos introducirá al mágico estilo de Arina Tanemura

ion

Ion Tsuburagi es una chica jovial y optimista, perseguida –aunque yo lo llamaría acoso, por el presidente del Consejo Estudiantil Kouki Shiraishi, quien insistentemente busca hacerla su novia, sin embargo Ion literalmente se la pasa huyendo de él. La razón: románticamente ella asegura que se enamorará del chico que luche por sus sueños, y Kouki, a pesar de ser como todo presidente guapo y carismático, no entra en esa definición.

ion (6)

De alguna manera parece que estos dos se miran el uno a otro mucho más que antes…

En una de esas escabullidas se tropieza con Mikado Hourai, un chico extremadamente inteligente que pretende crear el Club de Desarrollo de Poderes Psíquicos, sin embargo no puede tener la aprobación del Consejo pues por extrañas razones Kouki pareciera tener un cierto recelo con el objetivo de su club. Es durante ese breve encuentro que Ion descubre que Mikado es el chico de quien se enamorará, no sólo porque tiene una pasión contagiosa por lo paranormal, sino que su sonrisa sincera al hablar del tema termina por conquistarla.

Mikado tiene en su poder “un objeto secreto” en el que ha estado trabajando y que le ayudará a comprobar la existencia de poderes extrasensoriales, pero en sus investigaciones algo ha fallado y no ha logrado que funcione. Ion en un intento por ayudarlo descubre el objeto, un cristal rectangular que reacciona en el instante que lo toca y despierta los poderes ocultos de la chica, esos poderes psíquicos que la ayudan a levitar o levantar objetos lo que la transforma en una especie de heroína, y no lo oculta –como muchas de las mahou shoujo lo hacen, sus amigos y allegados conocen las capacidades de esta señorita.

ion (4)

Por supuesto que ante este descubrimiento Mikado está más que feliz, y Ion se siente complacida de estar junto a la persona que le gusta, sin embargo, ella entiende que posiblemente él sólo la necesite como objeto de estudio y no la quiera en el sentido romántico.

ion (2)

Ya veo… la consideras tuya, ¿por sus poderes? ¿O como una chica?

ion (1)

Lo siento, creo que no te veo de esa manera.

Para complicar las cosas aparece Ai Minase, una nueva estudiante quien resulta ser la exnovia de Mikado. Tiene un don que la hace especial: puede doblar una cuchara –¿alguien recuerda cierta escena de Matrix? Ai nos explica que Mikado terminó con ella pues carecía de poderes extrasensoriales, razón por la cual se dedica a entrenar y hasta cierto punto tratar de dominar la materia, por eso cuando lo consigue decide buscar al chico y recuperar su amor. Con lo que no contaba era con la presencia de Ion.

ion (3)

Soy Ai Minase, encantada de conocerte.

Hay personajes secundarios que completan el cast, sin embargo su presencia no altera de manera significativa la historia. De ellos hay dos que llaman la atención: Tagosaku quien es el asistente de Kouki y su mano ejecutora –lo que no me quedó claro al final si él estaba enamorado del presidente o era simple admiración; y Subaru Toudaji, un miembro del Club de Desarrollo e Investigación de Poderes Psíquicos, si has seguido los trabajos de Tanemura, el apellido debe resultarte familiar.

ion (5)

¡Soy Toudaji!

¡Soy Saidou!

¡Soy Minaibe!

Ion tiene una palabra a la cual aferrarse cuando quiere que las cosas salgan bien, por consejo de su fallecido padre debe repetir su nombre y todo se arreglará. A quien de nosotros no le ha pasado que confía ciegamente en alguna frase o costumbre creyendo que eso le ayudará a resolver los problemas, desde quienes confían en deidades, tienen ciertos rituales o comportamientos, que a veces funcionan y otras no, tampoco lo llamo suerte, sino una serie de eventos que son consecuencia misma de nuestros actos, pero que a veces les damos atributos mágico-místicos para explicarnos el porqué de las cosas. En el caso de Ion, su nombre es el detonante para activar sus poderes y conforme avance la historia descubriremos la razón.

Una historia corta y la primera de Arina Tanemura publicada por Ribon, donde ya nos dejaba ver cuál sería su tendencia, si bien no hay mucha magia ni dimensiones paralelas, la trama te envuelve, sin embargo personalmente creo que la historia daba para más y terminan explicándote las cosas demasiado rápido, pero no podemos pedir demasiado al ser una historia de seis capítulos. Hay personajes que podrían haberse explotado más, como el padre de Ion quién es pieza fundamental en la historia, y con Mikado también creo le falta la fuerza de un rol principal masculino –comparándolo con otros personajes de la misma mangaka como Chiaki en Kamikaze Kaitou Jeanne o Takuto en Full Moon wo Sagashite, incluso Kouki destaca más –aun con sus constantes acosos

Es una buena manera para introducirte en el mundo de Tanemura y como antesala a la que será su obra más conocida –Kamikaze Kaitou Jeanne, con un estilo identificable desde el primer momento –esos ojazos que dibuja son incomparables, a la par con los vestuarios, las pantallas llenas de trazos suaves y floridos que hacen de cada viñeta una obra de arte, sin dejar de mencionar los toques cómicos en las expresiones de cada personaje.

ion1

¿Ion y Mikado serán la feliz pareja de todo manga shoujo

¿Kouki dejará en paz a Ion?

¿Ai conseguirá regresar con Mikado?

¿De dónde vienen los poderes de Ion?

Esas son respuestas que les toca a ustedes descubrir.

Saludos by Star!


Título: I. O. N. イ·オ·ン

Formato: Manga

Volúmenes: 1 dividido en 6 capítulos

Autor: Arina Tanemura

Editorial: Shueisha

Publicación: Ribon

Género: Shoujo

Temas: Romance, Comedia, Sobrenatural

[/box]

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada