Seguramente has escuchado el nombre de Yuu Watase, un ícono entre los seguidores del shoujo y/o yaoi. Seguidores de Fushigi Yuugi o Ayashi no Ceres estaban impacientes por el estreno de Arata Kangatari, pero… ¿vale la pena? Te invito a que leas las primer impresiones de este anime de temporada…

Arata Hinohara es un chico de secundaria que es molestado por un grupo de estudiantes hasta el punto en que nadie quiere ser su amigo por temor a ser molestado junto a él. En un momento de desesperación desea no haber nacido y es cuando su mente/alma es transferida a otro cuerpo, el de un chico con quien comparten nombre, en un universo donde la magia es un elemento fundamental. El Arata de la tierra original se encuentra en un gran lío cuando se entera de que el Arata de ese nuevo mundo es buscado por el intento de asesinato de la princesa, aunque descubre que solo es un chivo expiatorio. Es así como Hinohara se prepara para pelear contra la rebelión de los 12 Shinshos (guardianes de la realeza) quienes buscan el poder que les fue oprimido por la princesa de ese mundo.

arata_kangatari20037

El primer capítulo de Arata Kangatari  (serie de la actual temporada anime primavera 2013) puede ser muy rápido, pero conforme avanzamos en los capítulos se nos dará un panorama —no tan amplio— del universo de Arata —refiriéndose al personaje del universo mágico—. Uno de los problemas llega a ser el tiempo en que nos muestran los detalles de la historia, siendo la no profundización de los personajes un punto que en lo personal me parece algo grave. Aunque nos encariñemos con estos personajes, de un capítulo a otro podrían cambiar de actitud o simplemente preguntarnos acerca de sus acciones; si bien no es algo fundamental en un principio, muchos estarán intrigados por este punto. Cabe aclarar que no es un punto que provoque el que la gente deje de ver la serie, pues la serie destaca en los valores de la amistad y la confianza, puntos claves que a muchos les agradará.

Adentrarnos a este tipo de series es interesante, aunque con un total de 12 episodios —confirmados— no podemos esperar una historia sobre el universo que Yuu Watase nos presenta. Ese tipo de preguntas debemos resolverlas al igual que Hinohara —refiriéndose al personaje japonés—, quien de un repente se convierte en un Sho capáz de convocar a un poderoso Dios —llamados Hayagami— que dormía dentro una daga. Todo parece indicar que los Shinsho tienen subordinados elegidos por otros Hayagamis, y es así como la economía rige en ese mundo. Bien, pero ¿y que sucede con el personaje Arata? La vida en la tierra no será tomada en cuenta como segundo arco, hubiese sido interesante ver mas sobre los problemas que deba arreglar Arata con su nuevo cuerpo y la adaptación de la tecnología o los problemas de identificación del circulo que rodeaba a Hinohara.

Arata.Kangatari.full.1497690

Entre los personajes principales se encuentra Masato Kadowaki, quien odia con todo su corazón a Hinohara. Como todo buen Nemesis, fueron amigos en el pasado pero algo sucedió y ya no puede verlo ni en pintura. Arata es sólo un guía en la historia, por lo que no cuenta con un protagonismo fuerte después de su fracaso en el intento de hacerse pasar por mujer. Kannagi es el Shinsho que atentó contra la vida de la princesa y cuyo Hayagami controla el fuego. Akachi es un Shinsho poseedor del Hayagami de tierra, fue amigo/sirviente de Kannagi —y bien podría ser el amante yaoi de Kannagi como Masato de Hinohara— y ahora está controlando/absorbiendo los diferentes Hayagamis para poder fungir como gobernante. Finalmente —pero no menos importante… bueno, quizá si menos importante— se encuentra Kotoha, quien forma parte del mismo clan de Arata y cuya compañía será fundamento clave para el crecimiento personal de Hinohara o por lo menos lo será para ayudarlo en la decisión de ayudar a las personas que siguen confiando en otras.

El trabajo tras la animación por parte de la compañía Satelight en conjunto con el estudio coreano JM Animation es decente, claro que no es lo mejor que han mostrado en otras series, pero no es mala como animes de bajo presupuesto y que hemos sido inundados últimamente. Los fans de Yuu Watase sentirán un sabor familiar en la receta que todos conocen por parte de ella, pero esto no quiere decir que sea algo malo —aunque tampoco puedo decir que sea lo contrario— y por supuesto que Arata Kangatari llegará a ser un anime que agradará. Así que si estás buscando una serie entretenida, debes apostar por este anime. No creo que encontremos giros inesperados en la trama o una historia que pueda llegar a ser ícono de chicos y grandes tras generaciones, pero Arata Kangatari viene a mostrarnos una historia de bondad, amistad y confianza, logrando su cometido.

ae2292effd73539cd140e194330c843c

Y a ti… ¿Qué tal te parece Arata Kangatari?

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada