Uno de los encantos de la versión latinoamericana de Saint Seiya es el doblaje, para quienes la conocimos desde sus primeras transmisiones fue una puerta para entrar al mundo de la animación japonesa y a su vez, interesarnos por quienes dan voces a nuestros personajes favoritos, sin embargo debemos reconocer que la serie clásica está lejos de ser un excelente trabajo de adaptación pues estrictamente hablando encontramos un sinfín de errores que actualmente serían considerados una ofensa a la historia.

En aquella época, muchos de nosotros teníamos alrededor de 12 años –éramos unos niños inocentes, y por la nula información que teníamos acerca de la serie pasamos por alto muchos detalles, ni siquiera puedo decir que éramos unos obsesivos de la continuidad y es por ello que no tomábamos en cuenta los diálogos incoherentes (de verdad los hay). Estoy segura que si actualmente volviéramos a ver la serie, nos quedaríamos con ‘cara-de-what’ -es un buen ejercicio que vale la pena hacer, a mi me ha sacado muchas risas

En este último especial sobre los Santos de Atena te traigo algunos de los errores más destacables que el doblaje nos dejó.

El opening más terrible que me he topado en mi vida animanguesca sin duda es la canción de los horrores… ejem… quiero decir, la Canción de los Héroes. Si bien es cierto que el tema pertenece al doblaje español, debo decir que me engañaron hasta que descubrí Pegasus Fantasy. De hecho, si mal no recuerdo, la primera vez que vi el opening original fue porque se les coló en un capítulo y al día siguiente regresamos a escuchar ♫ Los Guardianes del Uuuuuuniverso ♪cada que la escucho una neurona muere

Imagen de previsualización de YouTube

¿Alguien sabe quién es el misterioso Caballero de Junini? Tengo una teoría, su templo se encuentra perdido en una de las dimensiones creadas por Saga, entre las casas de Géminis y Cáncer. Posiblemente Shun la conoció y es por ello que en su batalla contra Shaka confunde un poco las cosas. Este sin duda es uno de los errores que más se ha explotado en el fandom.

Imagen de previsualización de YouTube

Si ya viste la película Legend of Sanctuary seguramente reconociste los guiños a la serie clásica durante la pelea de Shiryu vs. Death Mask, en donde encontramos que el Caballero de Cáncer es de piel sensible y siendo el dragoncito un personaje malvado le quema la mano.

Imagen de previsualización de YouTube

Algunos caballeros padecen de amnesia, como cuando Shiryu se encuentra con Mu (a quien algunas veces llaman Mo y en lo personal me causó confusión en mi tierna infancia) y pareciera que es la primera vez que lo ve; o cuando Seiya llega a Leo y le dice a Aiora (a quien algunas veces llaman Iora) que es el caballero de Leo tal y como lo había imaginado -recordemos que Aioria ya se había presentado cuando ataca a Seiya en el hospital. Pero sin duda el amnésico mayor es Milo al sorprenderse cuando el Patriarca (a quien algunas veces llaman Sacerdote) le menciona las 12 armaduras doradas, y el bicho no puede creer que haya más caballeros dorados (¿custodias la octava casa y no sabes quienes son tus vecinos?). También Shura confunde su casa con la de Libra (no voy a mencionar el penoso incidente en el tempo de Dohko).

“Es inútil llorar por la leche derramada” Hyoga de Cisne (Acción Poética del Santuario de Atena).

Realmente esta frase no tiene ni pies ni cabeza, a todos se nos ha derramado la leche alguna vez y no por eso nos soltamos a llorar. Intimidar a Hagen con un discurso así es caso perdido, de hecho durante esta batalla se dan unos diálogos extraordinarios, incluso la inocencia de Freya (a quien algunas veces llaman Fler, Flare, Flaire).

Imagen de previsualización de YouTube

Hay una cosa curiosa, durante la Saga de Asgard en repetidas ocasiones llaman a las armaduras, capas… estrictamente hablando no lo son y los más puritanos dirán “son armaduras, ARMADURAS”, sin embargo creo que fue un error de traducción de la palabra CLOTH, que en una de sus acepciones es capa. Aquí no seamos tan literales y vamos a pasar por alto esta traducción.

Pongan atención al narrador, en varias de sus introducciones encontramos algunas metidas de pata y una de las memorables (también se da en Asgard) es bautizar al castillo de Hilda como Warumara o Warujarayo creí ingenuamente que ese era su nombre real, viví tan engañada. Sólo en una ocasión lo llama por su nombre: Valhalla. Pero nuestro narrador no fue el único que andaba confundido, algunos de los bronceados querían llegar al Valalla… creo que por eso tardaron tanto en llegar.

Imagen de previsualización de YouTube

En aquella época, estos errores nadie los notaba y si lo hacían eran detalles que no te arruinaban la diversión y que a pesar de haber pasado tantos años, siguen siendo motivo de risas. Esos errores ya no se perdonan ahora, además que la calidad en el doblaje ha cambiado muchísimo.

¿Me gustaría que volvieran a doblar la serie clásica? De primera intención contesto que no, me gusta tal cual está y posiblemente ese supuesto nuevo trabajo sería mejor, pero perdería el encanto, ¿no crees?

 ¿Qué otros errores recuerdan?

Saludos by Star!

Escribe un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada